Twitter Facebook Delicious Digg Stumbleupon Favorites More
Historias cotidianas, otras almas, otros libros, cine...

El Profesor

Esta es una película que vi al poco de estrenarse, que volví a ver hace pocas fechas y he visto en varias ocasiones. Como todas las que traigo a ofrecer una crítica, merece la pena tener en la videoteca por muchas razones. Principalmente, porque es una película atípica que con un escaso presupuesto ofrece rendimientos inmejorables, con un extenso elenco de rostros conocidos y del que uno no puede reprochar absolutamente nada. Si acaso, me hubiera gustado que fuese algo más pausada y que le otorgara al espectador algo de tregua.

La mejor descripción que he podido leer respecto a esta película es la que hizo Antonio Trashorras para la revista Fotogramas: "Un largometraje que vuela como una mariposa en pantalla y pica como un aguijón en tu cerebro". El profesor es una historia que habla de la belleza, de la ausencia de ella, del dolor al mundo por la excesiva crueldad y maldad, cuyo escozor se ve reflejado en un universo de adultos nada comprensivos hacia la juventud (que parece olvidaron) y en la auto complacencia de quienes ven en ellos una vía de escape al dolor. Un mundo lleno de crueldad que ofrece un espejo de si mismos a los que en un futuro próximo serán los que harán a su vez de espejos para los que una vez fueron ellos: si ofreces crueldad, quien se acicala frente a ese espejo lo hará con crueldad...

Las expresiones de sobriedad que rezuma esta cinta puede en ocasiones incomodar. El guión amordaza a quienes tienen algo que rechistar debido a que en alguno de los giros (en cierta medida previsibles) abofetea emocionalmente para provocar silencio espiritual. Existe cierta simbiosis de amor-odio entre Adrien Brody (Henry Bathes) y Sami Gayle (Erica, jovencísima prostituta a la que acoge Bathes) cuyo destino desemboca en un descubrimiento mutuo del significado de la ternura. 

Tal vez los derroteros de intensidad son constantemente tan densos y exacerbados que se echa en falta algunos minutos de relax, como ya he dicho, algo de descanso para que las neuronas traten de asimilar todo lo que sucede. Todo es demasiado mucho o todo es muy demasiado. Aunque la cascada en forma de liberación en el que termina la cinta acabe en provocar más de una lágrima de comprensión (sí, de comprensión). Este largometraje te ofrecerá la oportunidad de poder descubrir la poesía, el respeto y la comprensión de una atacada. Recuerde: 'vuela como una mariposa ante sus ojos y pica como el aguijón de una avispa en su cerebro', inoculado el veneno es difícil librarse de él.








Licencia Creative Commons
© Daniel Moscugat, 2017.
® Texto protegido por la propiedad intelectual. 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este blog

Este espacio es un lugar donde se desnudan las pequeñas y grandes historias que a veces pasan desapercibidas, quizá necesitan denuncia, o las que la vida cotidiana deja desamparadas y casi en el olvido. También habla de poesía y literatura, de cine, de la vida... Sin ninguna pretensión, con honestidad y sinceridad. Y respecto a las otras almas..., todos tenemos otras muchas que están en la nuestra. Son tantas cosas las que incluir, que poco a poco voy actualizando en la medida de lo posible: fotos, cine, poesía, literatura...

Popular Posts

¡Qué Peliculón!

© Daniel Moscugat, todos los derechos reservados.. Con la tecnología de Blogger.

Al alcance de tu mano

Al alcance de tu mano
Puedes recibirlo en tu propia casa, firmado y dedicado. Usa el formulario de contacto que ves junto a esta imagen.

Contacta desde aquí

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Páginas vistas en total

Copyright © Daniel Moscugat | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20