Twitter Facebook Delicious Digg Stumbleupon Favorites More
Historias cotidianas, otras almas, otros libros, cine...

Déjame salir


Toda la crítica parece que se deshace en elogios por esta ópera prima del cómico afroamericano Jordan Peele, que, entre otras lindezas, califica el film como 'una obra de categoría mayor, en la que rezuma talento', 'lo realmente brillante es la perfección de su artefacto narrativo', 'ingeniosa, socialmente polémica, fresca como "thriller" o fantasía', 'extraordinaria ópera prima...' Y no le falta razón a la crítica. Aunque se me antoja en exceso tanto elogio, lo cierto es que a mi parecer, que probablemente sea equívoco, se trata de una puesta de largo por primera vez como director bastante certero aunque inverosímil.

Probablemente, el principio haya recordado a algunos espectadores aquella de 'Adivina quién viene esta noche' (1967). Nada que ver con su argumento, una joven que lleva a presentar a su novio médico, afroamericano, con quien se quiere casar. El padre, encarnado por Spencer Tracy, quien con más inquietud se muestra porque cree que esa relación puede acarrearles más problemas que satisfacciones. 'Déjame salir', en cambio, se queda a mitad de camino por falta de credibilidad en su desarrollo final. Peele cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya) un joven afroameriano que va a pasar un fin de semana con la familia acomodada de su novia blanca Rose (Allison Williams). Missy (Catherine Keener) y Dean (Bradley Whitford) desean conocerle personalmente y ese comportamiento tan complaciente de los progenitores de Rose parece ser que es por la incómoda relación interracial, aunque en especial su padre muestre abiertamente que no es así. En cuanto a Missy, psiquiatra con la habilidad de utilizar la hipnosis en las terapias con sus pacientes, parece tal vez la más reticente. Poco a poco Chris va descubriendo ciertos hechos cada vez más inquietantes hasta que se topa con la realidad que nunca hubiera podido sospechar.

El ritmo narrativo del guionista y director, resulta más que impecable hasta que se produce un hecho significativo, que sale a relucir en una extraña fiesta donde todos los que acuden a ella son blancos, a excepción de uno de los acompañantes. Un acto involuntario que tiene que ver directamente con él cambia radicalmente las cosas, también en el guión. Y es que se producen varios hechos que difieren totalmente de esa primera parte impecable y que hace acrecentar el interés a medida que transcurre la intriga sobre lo que pasará a continuación.

Cierto es que lo más fácil para hablar de racismo es la 'America first' del ínclito Trump, pero Peele toma como referencia esos liberales que defienden la igualdad y lo políticamente correcto para poner en el punto de mira que aun existen heridas sangrantes al respecto y que todos los eufemismos necesitan una revisión urgente que tenga como premisa la sinceridad. Acierto del novel realizador que atina en esa metáfora. Porque, aun hoy, la integración racial es un talón de Aquiles que no sólo proviene de la derecha más conservadora, eso es lo obvio, también sucumben a ella las clases más acomodadas y demócratas de entre los sustratos sociales, y es ahí donde echa sal en las heridas el director sin que apenas el espectador se aperciba de ello.

Aunque se ha lanzado a decir de la película que es de género de terror o terrorífico drama familiar, intriga, thriller,... incluso comedia terrorífica, creo que esta disparidad o mezcolanza de criterios se debe a que Peele mezcla una serie de géneros con el sazonador de la comedia (que sabe manejar bien por deformación profesional), y lo hace con suficiente habilidad como para jugar al despiste. No obstante, nos encontramos ante una película de suspense que podría tener su inspiración en el mismísimo Hitchkock (salvando las distancias) por el entorno apartado que utiliza, la casa como escondite de secretos inconfesables y aterradores, personajes que inquietan con sus simples gestos y miradas, por lo que dicen, por como actúan. Si tenemos en cuenta como terror esto precisamente, es decir, lo que está ocurriendo o lo que se prevé va a ocurrir en la casa, Jordan Peele consigue ponernos la piel de gallina.

Destacar que la película reúne un elenco interpretativo notable con especial atención a la secundaria y siempre efetiva Catherine Keener (La intérprete (2005), Capitán Phillips (2013) y la pareja interracial Daniel Kaluuya y Alison Williams, que, a pesar de destilar más bien escasa química (se me escapa si es buscado a conciencia o simplemente es la ausencia de la misma) nos muestran una dotes bastante notables para adaptarse a las situaciones límite de la cinta.

Existen factores de forma que sugieren cierta inverosimilitud, ciertos hechos que pasan desapercibidos pero que no quedan suficientemente claros como para hacerse a la idea de la complejidad y a la vez sencillez de la trama. Probablemente sean éstas circunstancias y el exceso de exhibición de otros tantos aspectos los que producen algunas incongruencias y preguntas no resueltas, ni tan siquiera sugeridas. Algunas de estas son las que ofrecen prever qué es lo que ocurrirá a continuación, llegados a un punto de la película. Sorprenderá, entretendrá, el espectador se refrescará con un buen vaso de Coca-cola viendo en la pantalla esta propuesta, pero es muy posible que sienta que le ha faltado prolongación a un final previsible, poco verosímil y demasiado fácil para una trama tan compleja e interesante.






Licencia Creative Commons
© Daniel Moscugat, 2017.
® Texto protegido por la propiedad intelectual. 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este blog

Este espacio es un lugar donde se desnudan las pequeñas y grandes historias que a veces pasan desapercibidas, quizá necesitan denuncia, o las que la vida cotidiana deja desamparadas y casi en el olvido. También habla de poesía y literatura, de cine, de la vida... Sin ninguna pretensión, con honestidad y sinceridad. Y respecto a las otras almas..., todos tenemos otras muchas que están en la nuestra.

Popular Posts

¡Qué Peliculón!

Ética y estética

© Daniel Moscugat, todos los derechos reservados.. Con la tecnología de Blogger.

Al alcance de tu mano

Al alcance de tu mano
Puedes recibirlo en tu propia casa, firmado y dedicado. Usa el formulario de contacto que ves junto a esta imagen.

Contacta desde aquí

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

...y mucho más aquí

Páginas vistas en total

Copyright © Daniel Moscugat | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20